En esta nueva entrada comparto de manera más intima, algunos momentos en que siento que debo apartarme, en cómo desciendo a la oscuridad y por qué es importante.

DESCENSO

A veces sucede que me canso.

Me canso de la rutina.

Me canso de mi misma.

Me canso de los otros.

Me canso del camino

y sólo quiero hundirme…

irme…

salir corriendo…

perderme…

y me refugio en la sombra,

en el foso, en la oscuridad…

en el terrible y maravilloso silencio.

Y allí, solo allí me veo.

Me reconozco, me abrazo, me siento.

Es un punto de no retorno

al que sé puedo venir

cuando lo necesito.

Afuera estoy en rituales,

con velas, con música…

con ganas de nada, de dormir,

y de no salir.

Adentro estoy creciendo,

reconociéndome, tomando impulso,

observando…

Nada…

Silencio…

Yo…

Solo yo.

Descenso a la oscuridad

Aunque la mente este llena de tormentas, llega un momento en que es necesario el silencio, ir a la oscuridad, tomarte el tiempo de estar a solas y abrazarte, mimarte, parar de la rutina, revisar y enfocarte en ti, en tus proyectos, en tus necesidades y luego ir de nuevo a la luz.

Si necesitas un poco de ánimo te invito a leer estas Afirmaciones diarias para retomar tu poder personal y sanar tu vida.

Abrazos, Vivi Silva

Descarga aquí material gratuito

Visita nuestra página de talleres

Mi libro lo puedes adquirir aquí

Categorías: Blog

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.